Estambul, Turquía. Enero, 2011.

Llegamos a Estambul en un avión procedente de Riga, Letonia, vuelo de casi 3 horas. La temperatura estaba a 5 grados lo que significaba trópico para nosotros que veníamos de Rusia con escala en Letonia. Nuestras maletas no llegaron y fuimos a reclamación. Allí nos atendió una chica muy amable y nos dieron unos bolsos de la linea aérea con franela y equipo de tocador, indicándonos que llegarían al día siguiente. Nosotros a pedir de boca salimos libres sin peso, tomamos metro y tranvía y llegamos a nuestro primer hotel en la mágica y bella Estambul.

Una gran reflexión. Tienen que sacarse de la cabeza todo estigma hacia Turquía, primero nos sorprendió leer en Internet que esta catalogada como el país mas seguro del mundo después de Japón. Es mas limpia que España y Alemania juntas. La educación de la gente es única, nos sentimos apenas con 2 días enamorados de lo que se avecinaba y de lo que hemos visto, cada rincón esta llenos de tiendas es un gran bazar de telas, sedas, especies y todo lo que imaginen. Me recuerda Jerusalén. La ciudad tiene 7 colinas como Roma y estamos principalmente en tierra que fue de sultanes y califas. Es musulmana en un 98% y se come como los dioses. Desayuno con aceitunas, quesos de cabra y panes sin levadura chorreados de aceite de oliva mientras te tomas un airam, la bebida de yogurt mientras los aromas de castaña asada y te de manzana se cruzan por todas sus calles. Aquí creo que repetiremos mucho. El país tiene casi todo lo que la antigüedad denomino las 7 maravillas. Hoy 7 de enero salimos rumbo al Gran Bazar. Dios es una ciudad techada del siglo XVII, era una especie de mezquita con baños Haman, creo es mas grande que el Parque del Este de Caracas. Allí regateas porque  hablan todos los idiomas, son comerciantes, son turcos. Todo es muy masculino, no ves casi mujeres, el negocio es de hombres. Luego hicimos la transferencia al hotel del tour que tomamos en modalidad de lujo y nos toco el Hiatt hotel de 5 estrellas. Estamos en una de sus colinas en la parte europea occidental, recuerden que la ciudad la divide el Bósforo en dos: una parte es Europa y la otra Asia. Visitamos por nuestra cuenta uno de los palacios llamado Dolmahaye…. Quedamos boquiabiertos con tanto esplendor y riqueza arábiga. Palacio donde vivió Ataturk el fundador de la nacion de Turquia y donde vivieron califas y sultanes a lo largo de los años desde su construcción en 1600. De Allí, volvimos al centro a comer y disfrutar unos baklabas para luego llegar al hotel y recibir nuestras esperadas maletas. Próxima bitácora contendrá desarrollo de esta ciudad mágica hasta que iniciemos el viaje a su interior. Se les quiere por seguir nuestros pasos.

Estambul la bella. Día 8 de enero

Comenzó nuestro día de tour oficial en Estambul. Luego del desayuno 5 estrellas y de verdad que son 5 (que variedad de delicateses mediterráneas mi dios). Nos recogieron a las 8 y 30 AM. Éramos los primeros en el minibús, desde allí fuimos a otro hotel a recoger otro turista, se esta graduando en Letras en la Universidad (un poco precoz) y desde que empezó a estudiar tenia una obsesión por conocer Turquía.

Iniciamos el tour al Mercado de las Especias, un lugar increíble donde se mezclan los olores con el tiempo, en un bazar muy ordenado y limpio. En Turquía tienes que regatear pero no es como en China, que te persiguen, acá es respetuosa la relación de venta y compra, están llenos de mucho humor y hablan todas las lenguas. Luego tomamos el barco para un paseo por el Bósforo, el canal que divide Turquía entre Europa y Asia. El viaje dura hora y media donde se aprecian las villas, mezquitas y minaretes de las orillas de ambas partes de la ciudad. Subimos a la parte descubierta, hacia mucho frió pero la vista lo vale, así llegamos a una zona donde se ve la desembocadura del Mar Negro, y en pleno malecón paramos a tomar el almuerzo.

Fuimos al Palacio de Verano de los Califas: Belyteyte, lo mas bello de el es la vista desde sus ventanas, donde casi rebotan las olas del Bósforo, a su vez el Harem y las habitaciones. De allí nos fuimos al Gran Bazar que ya conocíamos, y por eso decidimos tomar por sus alrededores hasta que regresamos al hotel, pero como somos patas calientes volvimos a salir para conocer el boulevard mas largo de Europa llamado Istlacan. Imaginen toda la gente de Kufursterdam Strasse de Berlín y del Picadelly Square de Londres juntas metidas en un boulevard interminable con edificios ingleses y franceses del siglo XVIII y miles de tiendas y cafés. Allí encontramos un lugar para comer maravilloso. Probamos berenjenas con carne, espinaca con yogurt, kaftas, tabaquitos de parra rellenos, sopas de tomate, granos blancos y airam. Que ricooooooo.

Domingo 9

Nos buscaron temprano y fuimos a conocer la Gran Mezquita Azul. Al llegar como todo lugar santo en el mundo musulmán hay que quitarse los zapatos. Ya dentro te sientes un grano de arena, allí reflexionas sobre el hombre y dios. Es una maravilla, indescriptible, los azulejos caen sobre ti, parece que estas bajo el firmamento. Luego atravesando un jardin pasamos a la hermosa Santa Sofía, quien fuera la Basílica Cristiana de la gran Constantinopla, recuerden que Estambul era Constantinopla. Con la caída de los cristianos, los musulmanes la vuelven mezquita hasta hace solo unas décadas cuando Ataturk fundador de Turquía siendo muy respetuoso de las religiones decidió convertirla en museo. Se han quitado patinas de yeso y madera que tenia para descubrir hace poco el mundo cristiano en mosaicos de oro ocultos en su interior. Alrededor se encuentran 4 santos Querubines en mosaico, son de una belleza espeluznante, en el 2009, sucedió que: ya que tienen los rostros tapados, por extraño acontecimiento se descubrió el rostro de uno de ellos por caerse la cubierta de mas de 500 años, descubriendo por primera vez en tanto tiempo, el rostro maravilloso del que llaman el Santo Querubín, es un ángel sin cuerpo. Lo que coincide en todo esto es que tanto los musulmanes, cristianos y judíos creen en los Ángeles como mensajeros divinos.
Con la perdida de Santa Sofía, surge la división de la Iglesia Cristiana entre los emperadores Gregoriano y Justiniano. Primero la Misa era en griego y pasó a latín, así como fechas importantes que comenté cuando escribí sobre Rusia. Por ello se tienen en el Cristianismo estas dos interpretaciones que en suma son hermanas.

Visitamos el Palacio de los Sultanes y sus jardines. Allí vimos los trajes del Sultán Fatih, que era un gordo de 2 metros y más de 140 kilos de peso. Allí esta el diamante mas grande del mundo de 87 kilates. Llamado el Diamante de Cucharero por haberlo conseguido un mendigo en el siglo XVI y lo cambio en el Gran Bazar por 3 cucharas. En la noche volvimos a Istlican y nos preparamos para salir al día siguiente a la ciudad de Ankara que luego comentare.

Anuncios